viernes, 17 de mayo de 2019

¿Reciclamos?

Quienes me seguís desde hace tiempo y conocéis un poquito de mi sabéis que me encanta reciclar, en ocasiones he sacado por aquí, como he convertido un vaquero en falda, un vaquero en bolso, mochila, bolsa de piscina, un vestido en falda, un vestido en bolsa de labores, incluso una falda en vestido, no puedo dejar de transformar todo lo que veo, lo que cae en mis manos, necesita un nuevo uso.

Esta vez aprovechado la semana del reciclaje quiero presentaros un proyecto del que estoy muy orgullosa. Os voy a enseñar en que convertí un viejo capazo que tenia por casa y que todos me decían que tirara ya que estaba el pobre asquerosito. Pero ya sabéis, yo soy Doña aquí no se tira nada.


Si os ha gustado el resultado es hora de enseñaros como era este capazo antes y lo que he utilizado para llegar a convertirlo en lo que veis ahí ahora.

Este era el capazo.


Para su transformación utilice:
-80 cm de tela de naturtelas
-pinturas de pintyplus
-cinta o cordon para cierre
-hilos, alfileres, guantes y muchas ganas de crear algo bonito

Realización:

Lo primero que hice fue tomar las medidas de la tela, enrolle la tela alrededor del capazo y vi que el ancho era lo suficiente para hacer mi forro, utilice el ancho entero de la tela. Luego medí la altura y deje unos 22 cm más, total 50cm de tela del ancho total y corte.








Con los 30 cm restantes puse en capazo encima y dibuje el contorno de la base en la tela. Lo que sobra del ancho lo guarde para hacer algo bonito que luego os enseño. (aquí no se tira nada, ya sabéis)


Ahora que tenia las medidas tomadas y todo preparado para coser, lo que hice fue pintar mi capazo, así mientras yo cosía se secaba. Para pintarlo me salí al exterior que hacia muy buen día y metí el capazo en una caja grande y la pinte con pintura de tiza en spray de pintyplus que es una maravilla. Dos capas en color blanco roto






Mientras se secaba yo cosí el forro.

lo primero fue poner dos rectángulos de 15 x 25 cm a modo de bolsillo en los dos laterales del capazo, para poder llevar a mano las cosas más necesarias, como las llaves, el movil...






Luego uní los dos extremos mas cortos del rectángulo que corte. los extremos de 50 cm por el revés. y esto lo uní a la base con unos pliegues para darle anchura y hacer la forma de abajo más estrecha.

El la parte de arriba hice un dobladillo de unos cuatro cm para meter luego una cinta y poder cerrar.



Luego lo único es unir el forro al capazo cosiendo a mano con cuidado y listo para disfrutar. Y el resultado nada que ver con lo que era.










9 comentarios:

Muchas gracias por los comentarios